Cultiva tu moda

Vídeo

Ajustando catalejos.
Visión panorámica del planeta: en funcionamiento.
Análisis del entorno atmosférico: positivo.
Recursos naturales: agotados.
Nos acercamos al planeta Tierra: aterrizaje y… ¡play!

Bienvenid@s al futuro, un futuro tan lejano como pensábamos hace cinco minutos y eso ¡ya es pasado!
Vivir al día es la opción actual. Vivir día a día recordando en cada paso el respeto por la materia que pisamos es la opción idónea.

Chic@s, se acerca una nueva era, una nueva moda y seguramente no dista tanto del hoy como queremos creer. Los recursos naturales, la aportación del planeta, todo se agota. No por finita, cosa que en la mayoría de los casos lo es (véase Petróleo) sino por falta de tiempo para su propia regeneración. El ser humano es la peor amenaza para el ser humano. Pero demos gracias a las cabecitas pensantes y creativas que nos acercan al verdadero futuro.

¿Cuál es la moda del futuro? El plástico, tejidos imposibles, plata, oro…¡Pues no! El futuro se acerca al reciclado y la biología. Customización de prendas, reutilización de tejidos desechados y lo más curioso la Biocouture.

Ya son muchos los diseñadores que apuestan por el respeto a la madre naturaleza, claro ejemplo de ello es Adolfo Domínguez, que nos cautiva con una línea llamada Green Me a la que la prensa especializada ha considerado como moda vegana (Veganismo: filosofía basada en el respeto hacia todos los organismos vivientes) Tiziana Domínguez, hija y directora creativa de la marca, nos habla de las cualidades de la nueva colección de bolsos veganos: “sobrepasan con creces las posibilidades estéticas y técnicas del cuero”. Una inspiración muy 60’s, con volúmenes redondeados, pero sobre todo y lo más importante, el respeto a los seres vivos.

Tiziana Domínguez con un bolso vegano.
Imagen extraída de http://www.fashionfromspain.com

La customización y reutilización de tejidos puede ser otro método útil para no agotar recursos, además de poder ahorrar unos eurillos. Pero vamos a lo que nos concierne en este artículo.

Biocouture es la denominación del proyecto generado por la diseñadora de moda Suzanne Elisabeth Lee, estudiante de la Central Saint Martins School of London. El secreto está en el desarrollo de tejido biológico a partir de la fermentación producida por un microorganismo. La receta es la misma que se utiliza para hacer kombucha, una bebida milenaria con sabor a sidra de manzana un poco avinagrada, que se prepara con té azucarado fermentado por una colonia de microorganismos. La gelatina obtenida después de un proceso de secado, se convierte en una materia prima, similar a la piel. Solo presenta un problema que ya está siendo investigado por industrias textiles y la propia diseñadora y es que retiene grandes cantidades de agua, con lo que resulta muy pesada, en solución se estudia la posibilidad de añadir nanofibras que repelan los líquidos.

Imágenes extraídas de http://www.diariosur.es donde se muestran prendas del proyecto Biocouture.

Pero no nos paramos aquí pues la microbiología no es el único avance en cuanto a moda se refiere.
¿Conocéis las impresiones en 3D? No os preocupéis, os pongo al día.

En 1999 el diseñador holandés Jiri Evenhuis inventó los tejidos impresos en 3D, y no os hablo de una simple estampación, sino la creación de un tejido a partir de la impresión. Su famoso V-bag estuvo expuesto en el MOMA, en la actualidad podemos comprarlo online por tan solo 350 €. Una inspiración claramente medieval.

Imagen de V-bag extraída de la web http://www.freedomofcreation.com

La primera vez que la moda impresa en 3D debuta en una pasarela, lo hace de la mano de la diseñadora holandesa Iris Van Herpen, trabajo realizado junto al arquitecto Daniel Widrig y MGX. Iris exbecaria de Alexander Mcqueen y cuya clienta potencial es Lady Gaga. El proceso de van Herpen se rige por diseñar el modelo en Photoshop, después trabajar con el arquitecto para modelar la prenda en 3D y finalmente imprimirla mediante un láser que transfiere energía a un polvo haciendo que se polimerice.

Diseño de Iris Van Herpen – proceso de polimerización.
Imagen extraída de http://www.diarioabierto.es

La impresión 3D junto con la biocouture nos hacen presente el llamado futuro lejano pues todas estas técnicas ya están siendo probadas en diversas ramas de la industria textil, corsés, bikinis, zapatos, guantes, bolsos y un largo etcétera de prendas. Además consiguen abaratar el costo, gracias a la localización de las producciones in situ y quien sabe si la comercialización nos puede llevar al hecho de comprar online las prendas para ser impresas en nuestra propia casa (teniendo impresora adecuada, claro).

Y como dice la canción: “El futuro no es tan negro ni tan blanco, es como tú lo quieras ver”

La estrella aterriza de nuevo en Rock n´Glam. Para el siguiente más y mejor.

The star and the paper shop.

Nota: Aún siendo de carácter biológico, el vestido de carne de Lady Gaga, no es Biocouture 😉

»

  1. Viva la Bioculture, ojala todo estuviera hecho con textiles con carácter biológico y se motivara la cultura textil que evitara el asesinato de tanto animal. Seguro que superado el handicap de la impermeabilizacion tendrá mucho éxito.

  2. Pingback: ANIMAL PRINT o REAL FASHION ANIMAL « Rock n Glam

  3. Pingback: Latino » Blog Archive » ANIMAL PRINT o REAL FASHION ANIMAL

  4. Pingback: RESUMEN 2012 « Rock n Glam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s